ENAP Refinería Aconcagua no construirá Central Nueva Era de 510 MW e invertirá en disminuir su impacto ambiental.

La nota es de Rodrigo Trujillo G.

La noticia publicada el viernes pasado por El Mercurio de Valparaíso respecto a que ENAP decidiera no seguir avanzando en el proyecto Central Nueva Era ingresado al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en el año 2015, ha generado repercusiones en la comunidad y en las autoridades locales, estas últimas la aplauden, y esperan que cumplan con los nuevos proyectos e inversiones relacionadas a la descontaminación de la comuna.

La Empresa Nacional del Petróleo informó que consideró la declaración de Zona Saturada y el Plan de Descontaminación Atmosférica que involucra a Concón, Quintero y Puchuncaví como argumentos para no seguir con el proyecto.

“Escuchamos la postura de nuestros vecinos y las autoridades de la zona y decidimos priorizar nuestras inversiones hacia aquellas que apunten a dar seguridad operacional a la refinería y disminuir su impacto ambiental”, aseguró el gerente general de Enap, Andrés Roccatagliata, según lo publicado por EMOL el viernes 23 de junio.

Oscar Sumonte, alcalde de Concón, catalogó la decisión como una muy buena noticia pero: “no hay que olvidar que además aún hay otro proyecto que estaría vigente que también es parte  del convenio que se hizo hace un tiempo atrás, para que definitivamente ese también se retire, para que la gente lo sepa que hay otro proyecto que está todavía en el sistema. Si esta señal es tal como se ha mencionado públicamente, nosotros nos alegramos, la aplaudimos pero hay que revisar que todo el otro proyecto que tiene una Resolución Ambiental para que sea bajado también del sistema.”

La concejala María José Aguirre, se sumó a las palabras de la máxima autoridad comunal y agregó: “Aquí hay un esfuerzo muy grande de las organizaciones ambientales, organizaciones ciudadanas y de las autoridades para que este proyecto por fin, de alguna manera, haya sido informado para bajarse en ENAP. Es sumamente importante la fiscalización. Nosotros tenemos que exigirle a la Superintendencia del Medio Ambiente la fiscalización de las medidas que se han adoptado para el plan de descontaminación, a ellos les corresponde la responsabilidad”.

La empresa, para reducir su impacto ambiental en la zona, realizará inversiones de aproximadamente unos US$ 140 millones. Destacar que la iniciativa alcanzaba una inversión de 680 millones de dólares.

Comentarios Facebook

comentarios